Busca tu receta

viernes, 11 de abril de 2008

Sofrit Pagès (Ibiza)

No es la primera vez que hablamos de la gastronomía ibicenca. En ella podemos encontrar excelentes postres como la greixonera, el flaó, les orelletes, recetas de pescado como la borrida y contundentes platos de carne como el que nos ocupa hoy. El sofrit pagès es un plato hipercalórico que no parece casar demasiado bien con una isla de ambiente casi africano como es Ibiza donde nunca hace excesivo frio. Después de la conquista de Ibiza por parte del rey Jaume I el Conqueridor se realizó una repoblación de la diezmada isla con catalanes procedentes del Baix Empordà y es posible que importaran algún tipo de cocido confeccionado con el resultado de la matanza de corral. No obstante no he encontrado en la comarca catalana de donde proceden los actuales ibicencos ningún plato similar y la receta más próxima se encuentra en Mallorca donde sí creo que puede estar el auténtico origen. La receta que introduzco no es exactamente la original pero en compensación se puede preparar de manera más rápida.



INGREDIENTES (4 personas) :

Medio kilo de pollo
Medio kilo de cordero
Sobrasada
Botifarra
1 Kg patatas pequeñas (tipo acompañamiento)
4 dientes de ajo
1 hoja de laurel
Perejil
1 ñora
azafrán
Sal
Pimienta negra molida
Canela (opcional)
Clavo (opcional)
Aceite virgen extra de oliva

En primer lugar se prepara una picada con la ñora frita, los dientes de ajo, una rama de perejil y unas hebras de azafrán. Mientras haremos un caldo con el pollo y el cordero. Para ello simplemente hirviendo la carne hasta que esté tierna. Como la carne de cordero es más dura que la del pollo se recomienda hacer dos caldos de forma simultánea.


En una cazuela de barro plana echamos un buen chorro de aceite de oliva y sofreimos tres o cuatro cortes de sobrasada y una botifarra entera o mejor cortada a trozos (cuatro si van a ser cuatro comensales) con una hoja de laurel.


En una sartén se frien las patatas pequeñas enteras para que se doren pero sin que se lleguen a quemar y de manera que queden algo crudas por dentro, ya se terminarán de hacer en la cazuela.


Ahora vamos a montar la cazuela definitiva. Echamos las patatas a la cazuela donde hemos hecho el sofrito con la sobrasada. Vertemos encima la picada de la ñora y luego la carne de la cocción la desmenuzamos y también la incorporamos, a ser posible sin huesos. Añadimos un par de cazos del caldo del pollo y ponemos a fuego lento, removiendo de vez en cuando, hasta que el caldo se consuma. Antes de que esto ocurra habremos rectificado de sal y quiere la receta tradicional que también espolvoreemos algo de canela y algunos clavos, pero esto es opcional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario